WELLBUTRIN XL

GLAXOSMITHKLINE

Bupropion

Sistema Nervioso Central : Antidepresivos

Composición: Wellbutrin XL 150 mg: Cada comprimido contiene 150 mg de Clorhidrato de Anfebutamona (Bupropión). Wellbutrin XL 300 mg: Cada comprimido contiene 300 mg de Clorhidrato de Anfebutamona (Bupropión). Excipientes: Núcleo de Comprimido: Alcohol Polivinílico. Recubrimiento de Comprimido: Etilcelulosa. Núcleo de Comprimido: Behenato de Glicerilo. Recubrimiento de Comprimido: Macrogol 1450. Povidona. Copolímero de Acido Metacrílico Tipo C (Eudragit L30 D-55). Dióxido de Silicio. Citrato de Trietilo. Tinta negra para impresión.
Indicaciones: La formulación Wellbutrin XL se indica en el tratamiento de episodios depresivos mayores. Después de haber obtenido una respuesta satisfactoria, la continuación de la terapia con Wellbutrin XL resulta eficaz para prevenir una recaída.
Posología: Los comprimidos de Wellbutrin XL deben deglutirse enteros, sin partirse ni masticarse. Los comprimidos de Wellbutrin XL pueden tomarse con o sin alimentos. Uso en adultos: La dosis única máxima de Wellbutrin XL consiste en 450 mg. El insomnio es un efecto adverso muy común que por lo general es transitorio. El insomnio puede reducirse si se evita la administración a la hora de acostarse (siempre y cuando haya un intervalo de cuando menos 24 horas entre las dosis) o, si está indicado clínicamente, reduciendo la dosificación. Tratamiento inicial: La dosis habitual es de 300 mg 1 vez al día en la mañana. La dosis inicial de los comprimidos de Anfebutamona (bupropión) de liberación prolongada consiste en 150 mg, administrados por la mañana como 1 dosis diaria única. Si la dosis de 150 mg/día se tolera, un incremento a 300 mg/día, administrados 1 vez al día puede ser realizado a partir del cuarto día de dosificación. Se debe conservar un intervalo de al menos 24 horas entre dosis sucesivas. Tal como ocurre con otros antidepresivos, es posible que el efecto máximo del Wellbutrin XL no sea evidente sino hasta después de varias semanas de tratamiento. Aumento de la dosis por sobre los 300 mg/día: Un aumento en la dosificación de bupropión hasta 450 mg/día, dado como dosis única, puede ser beneficioso en pacientes quienes no han mostrado una mejoría clínica después de varias semanas de tratamiento con Wellbutrin XL de 300 mg/día. Transferencia de pacientes bajo tratamiento con Wellbutrin SR comprimidos: Al transferir pacientes bajo terapia con Wellbutrin SR comprimidos a un tratamiento con Wellbutrin XL comprimidos, en lo posible se deberá administrar la misma dosis total diaria. Los pacientes que en la actualidad reciben tratamiento con Wellbutrin SR comprimidos, a razón de 300 mg/día (por ej.: 150 mg administrados 2 veces al día), pueden ser transferidos a un régimen de tratamiento de 300 mg de Wellbutrin XL administrados 1 vez al día. Terapia de mantenimiento: Es de consenso general que los pacientes que presentan episodios de depresión aguda requieren 6 meses, o más, de tratamiento con fármacos antidepresivos. No se sabe si la dosis necesaria de Wellbutrin XL para el tratamiento de mantenimiento sea idéntica a la dosis requerida para alcanzar una respuesta inicial. En consecuencia, los pacientes deberán ser reevaluados para determinar la necesidad de un tratamiento de mantención y la dosis para tal efecto. Uso en niños y adolescentes: El uso de Wellbutrin XL no se indica en niños o adolescentes menores de 18 años de edad (véase Advertencias y Precauciones). Aún no se establece la seguridad y la eficacia de la administración de Wellbutrin XL a pacientes menores de 18 años de edad. Uso en pacientes con insuficiencia hepática: Wellbutrin XL debe emplearse con precaución en los pacientes con insuficiencia hepática. Debido a que los pacientes con cirrosis hepática de leve a moderada experimentan una mayor variabilidad en la farmacocinética, se debe considerar una reducción en la dosis y/o frecuencia de la administración (véase Advertencias y Precauciones). Wellbutrin XL debe emplearse con extrema precaución en los pacientes con cirrosis hepática grave. En estos pacientes, la dosis no debe exceder 150 mg administrados en días alternos (véase Advertencias y Precauciones). Uso en pacientes con insuficiencia renal: En estos pacientes, la anfebutamona (bupropión) y sus metabolitos activos podrían experimentar una mayor acumulación en dichos pacientes (véase Advertencias y Precauciones), por tanto se debe administrar con precaución a una dosis y/o frecuencia reducidas.
Efectos Colaterales: La siguiente lista proporciona información sobre los efectos adversos, clasificados por sistema corporal, que se identificaron a partir de la experiencia clínica. Generales: Fiebre, dolor torácico, astenia. Cardiovasculares: Taquicardia, palpitaciones, vasodilatación, hipotensión ortostática, elevaciones en la presión arterial (en algunos casos severas), rubefacción, síncope. SNC: Convulsiones (véase Advertencias y Precauciones), insomnio, temblores, distonía, ataxia, parkinsonismo, espasmos, falta de coordinación, trastornos en la concentración, cefalea, mareos, depresión, confusión, delirios, ideación paranoide, alucinaciones, agitación, inquietud, ansiedad, irritabilidad, hostilidad, agresividad, despersonalización, sueños anormales, alteración de la memoria, parestesia. Endocrinos y metabólicos: Anorexia, pérdida de peso, trastornos de la glucemia. Gastrointestinales: Boca seca, trastornos gastrointestinales incluyendo náuseas, vómitos, dolor abdominal, estreñimiento. Genitourinarios: Polaquiuria y/o retención urinaria. Hepatobiliares: Elevación de enzimas hepáticas, ictericia, hepatitis. Cutáneos/Hipersensibilidad: Exantema, prurito, sudación. Reacciones de hipersensibilidad cuya severidad varía de urticaria a angioedema, disnea/broncoespasmo y, en raras ocasiones, shock anafiláctico. También se han producido comunicaciones de artralgia, mialgia y fiebre, en asociación con exantema y otros síntomas que sugieren una reacción de hipersensibilidad tardía. Es posible que estos síntomas asemejen la enfermedad del suero. En raras ocasiones, también se han comunicado casos de eritema multiforme y síndrome de Stevens Johnson. Sentidos especiales: Acúfenos, trastornos visuales, trastornos del gusto.
Contraindicaciones: Wellbutrin XL está contraindicado en aquellos pacientes con hipersensibilidad a la anfebutamona (bupropión), o a cualquiera de los componentes de la preparación. Wellbutrin XL está contraindicado en pacientes que presenten crisis convulsivas. Wellbutrin XL está contraindicado en los pacientes sometidos a una suspensión abrupta de alcohol o sedantes. Wellbutrin XL en comprimidos contiene anfebutamona (bupropión), por lo cual no debe administrarse a pacientes que actualmente se encuentren bajo tratamiento con cualquier otra preparación que contenga la anfebutamona (bupropión), ya que la incidencia de crisis convulsivas depende de la dosis. Wellbutrin XL se contraindica en los pacientes que presentan un diagnóstico actual o previo de bulimia o anorexia nerviosa, ya que en esta población de pacientes se observó una mayor incidencia de crisis convulsivas cuando se administró una formulación de anfebutamona (bupropión) de liberación inmediata. Se contraindica el uso concomitante de Wellbutrin XL con inhibidores de la monoaminoxidasa (IMAOs). Deberán transcurrir por lo menos 14 días entre la suspensión de la terapia con IMAOs y el inicio del tratamiento con Wellbutrin XL comprimidos.
Advertencias: Convulsiones: No se debe exceder la dosis recomendada de Wellbutrin XL, ya que el riesgo de sufrir convulsiones se asocia con la dosificación de anfebutamona (bupropión). En los estudios clínicos, la incidencia general de los casos de convulsiones asociados con Wellbutrin SR, con dosis de hasta 300 mg/día, fue de aproximadamente 0.1%. Se debe suspender la terapia con Wellbutrin XL, y no volverse a iniciar, en aquellos pacientes que experimenten alguna convulsión durante el tratamiento. El riesgo de que se presenten convulsiones al usar la anfebutamona (bupropión) parece asociarse fuertemente con la presencia de factores de riesgo predisponentes. Por tanto, Wellbutrin XL debe administrarse con extrema precaución en pacientes con 1 o más factores predisponentes para un bajo umbral convulsivo. Estos incluyen: antecedente de traumatismo encéfalo craneano. Tumores en el sistema nervioso central (SNC). Antecedentes de crisis convulsivas. Administración concomitante de otros medicamentos que se sabe disminuyen el umbral de convulsiones (por ej.: antipsicóticos, antidepresivos, teofilina, esteroides sistémicos). Cirrosis hepática severa. Además, se debe tener precaución en aquellas circunstancias clínicas asociadas con un aumento en el riesgo de convulsiones. Estas incluyen: uso excesivo de alcohol o sedantes (véase Contraindicaciones), diabetes tratada con hipoglucemiantes o insulina y el uso de estimulantes o productos anoréxicos. Wellbutrin XL debe ser discontinuado y no recomendado en pacientes quienes experimenten ataques mientras están en tratamiento. Para disminuir el riesgo de convulsiones asociadas al uso de Wellbutrin XL, se recomienda no sobrepasar la dosis diaria de 450 mg y los incrementos de dosis deben ser graduales. Reacciones de hipersensibilidad: La terapia con Wellbutrin XL debe suspenderse inmediatamente si los pacientes experimentan reacciones de hipersensibilidad durante el tratamiento (véase Efectos Colaterales). Los médicos deben estar conscientes de que los síntomas pueden persistir aún después de suspender la terapia con anfebutamona (bupropión). Además, se debe proporcionar un tratamiento médico, según sea el caso. Insuficiencia hepática: La anfebutamona (bupropión) se metaboliza ampliamente en el hígado a metabolitos activos, los cuales a su vez se metabolizan posteriormente. En comparación con voluntarios sanos, los pacientes con cirrosis hepática leve a moderada no mostraron diferencias estadísticamente significativas en la farmacocinética de la anfebutamona (bupropión), pero hubo una mayor variabilidad en las concentraciones plasmáticas de bupropión entre los pacientes individuales. Por tanto, Wellbutrin XL debe emplearse con precaución en los pacientes con insuficiencia hepática y, asimismo, deberá considerarse una reducción en la dosis y/o frecuencia de administración en los pacientes con cirrosis hepática de leve a moderada (véanse Dosificación y Farmacocinética). Wellbutrin XL debe emplearse con extrema precaución en los pacientes con cirrosis hepática grave. Es necesario reducir la frecuencia de la administración en estos pacientes, ya que experimentan un aumento sustancial en las concentraciones máximas de bupropión, por lo que es probable que haya lugar a una mayor acumulación en estos pacientes (véanse Dosificación y Farmacocinética). Se debe vigilar estrechamente a todos los pacientes con insuficiencia hepática, con el fin de determinar posibles efectos adversos (por ej.: insomnio, boca seca, convulsiones), los cuales podrían indicar concentraciones elevadas de fármaco o sus metabolitos. A altas dosis, se ha demostrado un potencial hepatotóxico en modelos animales. Insuficiencia renal: La anfebutamona (bupropión) se metaboliza ampliamente en el hígado a metabolitos activos, los cuales a su vez se metabolizan posteriormente y se excretan por la vía renal. Por tanto, el tratamiento de los pacientes con insuficiencia renal debe iniciarse a una dosificación reducida, ya que los metabolitos de la anfebutamona (bupropión) podrían experimentar un mayor grado de acumulación en estos pacientes. Se debe vigilar estrechamente a los pacientes con el fin de determinar posibles efectos adversos (por ej.: insomnio, boca seca, convulsiones), los cuales podrían indicar concentraciones elevadas de fármaco o metabolitos. Pacientes de edad avanzada: La experiencia clínica existente con anfebutamona (bupropión) no ha identificado diferencia alguna entre la tolerabilidad por los pacientes de edad avanzada y los demás pacientes adultos. Sin embargo, no es posible descartar que algunos individuos de edad avanzada tengan una mayor sensibilidad. Los pacientes de edad avanzada tienen una mayor probabilidad de experimentar una reducción en la función renal, por lo que es posible que se requiera reducir la dosis de administración (véase Farmacocinética). Niños y adolescentes <18 años de edad: El tratamiento con antidepresivos se asocia con un aumento en el comportamiento y pensamientos suicidas en niños y adolescentes con Trastorno Depresivo Mayor, así como otros trastornos psiquiátricos. La seguridad y la eficacia del uso de anfebutamona clorhidrato no han sido establecidas en la población pediátrica. Agravamiento clínico y riesgo de suicidio asociado con trastornos psiquiátricos: Respecto a placebo, los antidepresivos presentan un mayor riesgo de ideación y comportamiento suicida en niños, adolescentes y adultos jóvenes con desorden depresivo mayor y otros trastornos psiquiátricos, según estudios realizados a corto plazo. Los pacientes deprimidos podrían experimentar un agravamiento de sus síntomas depresivos, o ideación y comportamiento suicida (tendencias suicidas), o ambas cosas, independientemente si se encuentran o no bajo tratamiento con medicamentos antidepresivos. El riesgo persiste hasta que se presenta una remisión significativa. Debido a que es posible que los pacientes no muestren alguna mejoría durante las primeras semanas o más de tratamiento, deben ser vigilados estrechamente con el fin de determinar si hay agravamiento clínico (incluyendo el desarrollo de nuevos síntomas) y tendencias suicidas, especialmente al inicio de un ciclo de tratamiento, o cuando se realicen cambios en la dosificación, ya sean aumentos o disminuciones. La experiencia clínica general existente con todas las terapias antidepresivas indica un posible aumento del riesgo de suicidio en los pacientes que se encuentran en las primeras etapas de recuperación. Los pacientes con antecedentes de comportamiento o pensamientos suicidas, adultos jóvenes y aquellos pacientes que presentan algún grado significativo de ideación suicida antes de comenzar el tratamiento, se encuentran en un mayor riesgo de experimentar pensamientos suicidas o intentos de suicidio, por lo cual deben ser vigilados cuidadosamente durante el tratamiento. Se debe advertir a los pacientes (y a los que los cuidan) que es necesario establecer vigilancia para determinar cualquier agravamiento de sus trastornos (incluyendo el desarrollo de nuevos síntomas) y/o el surgimiento de ideación/comportamiento suicida o pensamientos de autoagresión, así como buscar asesoría médica en forma inmediata, en caso de que se presenten estos síntomas. Es preciso reconocer que la aparición de algunos síntomas neuropsiquiátricos podría relacionarse tanto como con el estado de la enfermedad subyacente, como con la terapia medicamentosa (véase más adelante Síntomas neuropsiquiátricos, incluyendo manía y trastorno bipolar; Efectos Colaterales). Se debe considerar la realización de un cambio en el régimen terapéutico, incluyendo la posible suspensión de la terapia medicamentosa, en aquellos pacientes que experimenten agravamiento clínico (incluyendo el desarrollo de nuevos síntomas) y/o el surgimiento de ideación/comportamiento suicida, especialmente si estos síntomas son graves, de aparición abrupta, o si no formaban parte de los síntomas que ya presentaba el paciente. Síntomas neuropsiquiátricos, incluyendo manía y trastorno bipolar: Se han reportado síntomas neuropsiquiátricos (véase Efectos Colaterales). En particular, se ha observado sintomatología psicótica y maníaca, principalmente en pacientes con antecedentes de enfermedades psiquiátricas. Además, existe la posibilidad de que los pacientes experimenten un episodio depresivo mayor como la presentación de trastorno bipolar. Es de consenso general (aunque no se estableció en los estudios controlados) que al tratar un episodio de este tipo con algún agente antidepresivo solo, es posible que aumente la probabilidad de una precipitación de algún episodio mixto/maníaco en los pacientes en riesgo de padecer trastorno bipolar. La limitada información clínica existente sobre el uso de la anfebutamona (bupropión) en combinación con estabilizadores del humor, en pacientes con antecedentes de trastorno bipolar, sugiere una tasa reducida de cambio a la fase maníaca. Antes de iniciar el tratamiento con algún antidepresivo, se debe evaluar adecuadamente a los pacientes, con el fin de determinar si se encuentran en riesgo de presentar trastorno bipolar; estas pruebas de detección deben incluir un historial psiquiátrico detallado, incluyendo un historial familiar de suicidio, trastorno bipolar y depresión. Enfermedad cardiovascular: Existe poca experiencia clínica sobre el uso de la anfebutamona (bupropión) para tratar la depresión en pacientes con enfermedades cardiovasculares. Se debe tener cuidado al emplear Wellbutrin XL en estos pacientes. Sin embargo, la anfebutamona (bupropión) fue generalmente bien tolerada, en estudios para cesación de tabaquismo realizados en pacientes con cardiopatía isquémica (véase Estudios Clínicos). Presión arterial: En un estudio realizado en sujetos no deprimidos (incluyendo tanto fumadores como no fumadores), que padecían hipertensión en Etapa I sin tratamiento, la anfebutamona (bupropión) no produjo efecto estadísticamente significativo en la presión arterial. Sin embargo, se han recibido comunicaciones espontáneas de aumentos (en ocasiones graves) en la presión arterial (véase Efectos Adversos); además, el uso concomitante de bupropión con algún Sistema Transdérmico de Nicotina podría ocasionar elevaciones en la presión arterial (véase Interacciones). No existe información respecto a la seguridad de uso de anfebutamona clorhidrato en pacientes con infarto al miocardio reciente o enfermedad cardíaca inestable.
Precauciones: Embarazo y lactancia: Aún no se establece el uso seguro de bupropión en el embarazo humano. La administración de anfebutamona (bupropión) durante el embarazo sólo debe considerarse si los beneficios esperados exceden los riesgos potenciales. En un estudio retrospectivo, realizado en una base de datos de atención asistida (n=7.005 lactantes), no se observó una mayor proporción de malformaciones congénitas (2.3%) o cardiovasculares (1.1%), asociadas con la exposición al bupropión durante el primer trimestre de embarazo (n=1.213 lactantes), en comparación con el uso de otros antidepresivos durante el primer trimestre (n=4.743 lactantes: 2.3% y 1.1% para malformaciones congénitas y cardiovasculares, respectivamente), o con el uso de bupropión fuera del primer trimestre (n=1.049: 2.2% y 1.0%, respectivamente). Sin embargo, los resultados de este estudio no han sido corroborados. La evaluación de estudios experimentales con animales no indica que existan efectos perjudiciales, directos o indirectos, relacionados con el desarrollo del embrión o feto, el periodo de gestación y el desarrollo perinatal y postnatal. Los estudios de reproducción realizados en animales no siempre sirven para predecir la respuesta humana. En un estudio de fertilidad realizado en ratas no se observó evidencia de afectación en la fertilidad. Como la anfebutamona (bupropión) y sus metabolitos se excretan en la leche materna, se debe aconsejar a las madres que no amamanten a sus hijos mientras estén bajo tratamiento con Wellbutrin XL. Efectos sobre la capacidad para conducir y operar maquinaria: Al igual que otros fármacos que actúan en el sistema nervioso central (SNC), es posible que el bupropión afecte la capacidad de desempeñar tareas que requieren juicio o habilidades psicomotoras y cognitivas. Por tanto, los pacientes deberán tener cuidado antes de conducir o utilizar maquinaria, hasta que estén razonablemente seguros que Wellbutrin XL comprimidos no los afecta de manera adversa en su desempeño.
Interacciones Medicamentosas: La anfebutamona (bupropión) se metaboliza a su metabolito activo principal, el hidroxibupropión, mediante la isoenzima IIB6 del citocromo P450 (CYP2B6), principalmente (véase Farmacocinética). Por tanto, se debe tener cuidado al coadministrar Wellbutrin XL con fármacos que se sabe afectan la isoenzima CYP2B6 (por ej.: orfenadrina, ciclofosfamida, ifosfamida, ticlopidina, clopidogrel). Aunque el bupropión no se metaboliza a través de la isoenzima CYP2D6, los estudios in vitro realizados en el P450 humano demostraron que el bupropión y el hidroxibupropión son inhibidores de la vía CYP2D6. En un estudio farmacocinético realizado en humanos, la administración de bupropión aumentó las concentraciones plasmáticas de desipramina. Este efecto tuvo una duración de cuando menos 7 días después de administrar la última dosis de bupropión. La terapia concomitante con fármacos metabolizados predominantemente por esta isoenzima (como ciertos beta-bloqueantes, antiarrítmicos, IRSSs, ATCs, antipsicóticos), debe iniciarse a la dosis más baja del rango de dosificación de la medicación concomitante. Si se adiciona Wellbutrin XL al régimen de tratamiento de un paciente que ya está recibiendo algún medicamento metabolizado por la isoenzima CYP2D6, deberá considerarse la necesidad de reducir la dosificación del medicamento original, especialmente de aquellos medicamentos concomitantes con un índice terapéutico estrecho (véase Farmacocinética). Estudios realizados en animales demostraron un aumento en la toxicidad aguda asociada a la anfebutamona cuando se administra fenelzina. Aunque el citalopram (un ISRS) no se metaboliza principalmente a través de la isoenzima CYP2D6, en un estudio el bupropión aumentó la Cmáx y el ABC del citalopram en un 30% y 40%, respectivamente. Como el bupropión se metaboliza ampliamente, la administración concomitante de fármacos inductores metabólicos (por ej.: carbamazepina, fenobarbitona, fenitoína), o inhibidores metabólicos, podría afectar su actividad clínica. En un estudio realizado en voluntarios sanos, el ritonavir, administrado a una dosis de 600 mg 2 veces al día, redujo el ABC (0-inf) y la Cmáx del bupropión en un 64% y 59%, respectivamente. Se cree que este efecto representa la inducción del metabolismo, sin embargo, también se ha demostrado que el ritonavir inhibe el metabolismo a través de la isoenzima CYP2B6 in vitro. Por tanto, no debe excederse la dosis recomendada de bupropión. Se desconoce el efecto sobre el bupropión de la dosis de ritonavir utilizada con mayor frecuencia, es decir, 100 mg administrados 2 veces al día. Aunque los datos clínicos no identifican alguna interacción farmacocinética entre el bupropión y el alcohol, se han hecho reportes poco frecuentes de eventos neuropsiquiátricos adversos, o reducción en la tolerancia al alcohol, en pacientes que beben alcohol durante el tratamiento con bupropión. Se debe minimizar o evitar el consumo de alcohol durante el tratamiento con Wellbutrin XL. La limitada información clínica sugiere una mayor incidencia de eventos adversos neuropsiquiátricos en pacientes que reciben tratamiento con bupropión en forma concomitante con levodopa o amantadina. Se debe tener precaución al administrar Wellbutrin XL a pacientes que reciban tratamiento concurrente con levodopa o amantadina. La administración de dosis orales múltiples de bupropión no produjo efectos estadísticamente significativos en la farmacocinética de la lamotrigina, administrada en dosis únicas en 12 sujetos. Además, sólo aumentó ligeramente el ABC del glucurónido de lamotrigina. Existe la posibilidad de que el uso concomitante de Wellbutrin XL y algún Sistema Transdérmico de Nicotina (NTS, por sus siglas en inglés) ocasione elevaciones en la presión arterial.
Sobredosificación: Además de aquellos efectos comunicados como Efectos Colaterales, los casos de sobredosificación han provocado síntomas que incluyen somnolencia, pérdida de la conciencia y cambios en el ECG, como trastornos de la conducción (incluyendo prolongación del intervalo QRS) o arritmias. Se han comunicado casos de ingestión aguda de dosis que exceden 10 veces a la terapéutica máxima. Tratamiento: En caso de una sobredosis, se recomienda la hospitalización. Se debe vigilar el ECG y los signos vitales. Asegúrese que la permeabilidad de la vía aérea, la oxigenación y la ventilación sean adecuadas. Se puede indicar un lavado gástrico si se efectúa inmediatamente después de la ingestión. También se recomienda el uso de carbón activado. No se conoce algún antídoto específico para la anfebutamona (bupropión).
Incompatibilidades: Ninguna comunicada.
Conservación: No almacenar a temperaturas superiores a 25ºC.
Observaciones: Vida útil: La fecha de caducidad se indica en el empaque.
Presentaciones: Wellbutrin XL 150 mg: Envase conteniendo 30 comprimidos de liberación prolongada. Wellbutrin XL 300 mg: Envase conteniendo 30 comprimidos de liberación prolongada.