50 fiscalizadores municipales saldrán a las calles de Quillota para controlar cumplimiento de la cuarentena

2

Alcalde Luis Mella anunció también más exámenes, luego de sostener reunión con el Seremi de Salud para analizar la situación local de la pandemia

Una importante y necesaria reunión sostuvieron los equipos profesionales del Departamento de Salud Municipal de Quillota, encabezado por el alcalde Luis Mella Gajardo y de la Secretaría Regional Ministerial de Salud, a cargo del seremi Francisco Álvarez Román, para analizar la contingencia por la pandemia de Covid-19, que actualmente mantiene a la ciudad en cuarentena por sexta semana.

Mediante videoconferencia, ambos equipos manifestaron sus inquietudes e ideas respecto a la situación epidemiológica de Quillota, más aún luego que el seremi Álvarez manifestara su preocupación por un aumento -menor- de los contagios de la ciudad, luego de prácticamente dos semanas de descenso sostenido. A ello se sumaron las críticas del alcalde Mella al aumento de la circulación en la ciudad durante la última semana, que atribuyó a un relajo en la fiscalización de la cuarentena por parte de las Fuerzas Armadas y de Orden.

Metodología y datos de contagiados

Por ello, en la oportunidad se analizaron las cifras que manejan ambas reparticiones y según manifestó el director del Departamento de SaludQuillota, Víctor Alvarado Miric, buscaban varios objetivos importantes. “Poder saber cuál es la metodología que tiene la información que el seremi entrega en sus reportes diarios. Para nosotros, como equipo de Atención Primaria, hacer el seguimiento efectivamente al dato que él entrega es muchas horas de trabajo y muchas veces no llegamos a buen puerto, porque tenemos que andar sacando conclusiones de lo que se dijo por parte del Seremi día a día y eso, en el marco de cuatro a cinco meses de pandemia, cuando ya tenemos la información de mil personas que han estado contagiadas en Quillota, creo que esa pulcritud en términos del manejo de esa información genera más efectos negativos que positivos”, explicó el profesional.

Ante este requerimiento, el seremi de Salud se comprometió a entregar diariamente la información de manera directa y detallada de cada uno de los nuevos contagiados que se reporten para Quillota, lo que favorecerá el seguimiento, trazabilidad y control de cada paciente por parte de los equipos de la Atención Primaria de Salud.

Alvarado Miric agregó que otra de las preocupaciones del equipo de SaludQuillota apunta al bajo número de exámenes PCR que se toman en la región, lo que podría generar una distorsión en las cifras de casos. Según detalló el director, “hay un tema que pudiera ser uno de los más importantes a nivel del avance y de los resultados que tiene la Quinta Región. Porque estamos hablando de la región que toma el menor nivel de PCR y eso no tenemos claro si es por una capacidad de laboratorio o capacidad económica de la región o si es por algunas opciones técnicas que se han seguido. En eso planteamos que nos llama mucho la atención la cantidad de casos probables que tiene la Quinta región versus la suma de todos los casos probables del país, excluyendo la Región Metropolitana. Eso no tiene lógica y podría estar influyendo también en la menor cantidad de PCR tomadas. Entonces le pedimos que la pudiera entregar por comuna, él nos plateó que es difícil que nos pueda cumplir con eso, pero sí nos iba a mantener más informados”.

50 fiscalizadores a la calle

Una de las principales preocupaciones del alcalde de Quillota, doctor Luis Mella, ha sido el aumento de la circulación de personas y vehículos por la ciudad durante la última semana de cuarentena. Algo que el jefe comunal asoció a la redistribución del personal fiscalizador de Carabineros y el Ejército, una vez que se declaró el confinamiento también para La Cruz y La Calera.

Por ello, luego de plantear la necesidad de aumentar el contingente en la ciudad y el control de cuarentena, este jueves, alrededor de 25 efectivos de la Prefectura de Carabineros de Marga Marga, sumado a personal del Regimiento Granaderos, se desplegaron por la ciudad, fiscalizando tanto a transeúntes como a conductores que circulaban en plena cuarentena. La acción dejó satisfecho al alcalde Mella, aunque recordó también la necesidad de la responsabilidad personal.

“Hablé el tema con el Intendente de la Quinta Región, con el Seremi, con el Gobernador y a todos ellos les he pedido que aumente la fiscalización, que mejore la fiscalización, porque es fundamental que terminemos con esta gran circulación que existe en nuestra ciudad hoy día, en las calles, en el centro y en los barrios. Esto no significa eximir de la responsabilidad a cada ciudadano quillotano. Es verdad que no podemos esperar tener un guardia en cada casa, pero también es cierto que tiene que haber un mínimo de fiscalización adecuada, para que la cuarentena funcione”, manifestó el jefe comunal.

Sin embargo, tal como ha ocurrido desde el inicio de la pandemia, la Municipalidad de Quillota y sus equipos ya están trabajando en diseñar nuevos sistemas para enfrentar la crisis sanitaria, en este caso particular, reforzando el control de la cuarentena, mediante equipos propios. En la reunión se acordó que la Seremi de Salud entregará atribuciones a un equipo de fiscalizadores dispuesto por el Municipio, el que comenzará a operar en terreno la próxima semana, tal como detalló el alcalde Luis Mella.

“Nuestros equipos epidemiológicos están trabajando muy fuerte y están haciendo trazabilidad, que supera el 95%, lo cual es un muy buen dato. Pero además, vamos a tomar una serie de otras medidas. A partir del día martes específicamente, vamos a poner en la calle a 50 fiscalizadores, con chaquetas especiales, para poder revisar y vigilar que la gente cumpla con la cuarentena. No solo lo vamos a hacer en el centro de la ciudad, sino que también en las poblaciones. Vamos a poner especial énfasis en los sectores poblacionales donde hay una mayor concentración de casos y vamos a salir a la calle a buscar también posibles casos positivos”, anunció el jefe comunal quillotano.

Cabe destacar que serán tres los equipos de avanzada que trabajarán en paralelo, controlando a posibles infractores, pero además, realizando test rápidos y -en caso de resultar positivos- también exámenes de PCR. El objetivo será una mayor y mejor pesquisa de casos, que si bien, puede provocar un aumento en las cifras durante los primeros días, permitirá un manejo más óptimo de la situación en miras al levantamiento de la cuarentena en Quillota, sin tener que regresar posteriormente a este confinamiento.

 

About the author:

. Follow him on Twitter / Facebook.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>