Centro Comunitario de Rehabilitación entregó reconocimientos a usuarios que recibieron el alta

com ago egresados ccr

Como una manera de reconocer el esfuerzo y compromiso realizado en su recuperación, el Centro Comunitario de Rehabilitación (CCR) dependiente del Centro de Salud Doctor Miguel Concha, realizó una ceremonia de reconocimientos a los usuarios y usuarias que recibieron el alta definitiva.

 

Según explicó Pamela Solís Cáceres, kinesióloga del CCR, este año se reestructuró la modalidad de atención y en ese proceso surgió la inquietud en cuanto a que muchos de los usuarios se iban de alta sin tener un reconocimiento de la etapa que habían terminado, entonces se organizó una ceremonia significativa para ellos. “La idea era que tuvieran un reconocimiento que pudieran compartir con las familias, que han sido muy importantes en el proceso, y que ellos también se puedan sentir orgullosos de los logros que han tenido y eso lo puedan compartir”.

 

De esta manera se instaura en el CCR que cada vez que haya un grupo que ha terminado sus terapias, participen de una ceremonia de egreso, lo que significa que haya una desconexión total. Al respecto la profesional precisa que “los usuarios son dados de alta de rehabilitación física pero va a ver un período de acompañamiento en el que ellos se puedan vincular a alguna actividad comunal, por ejemplo que estén un club de adulto mayor y que puedan estar completamente incluidos, por eso se les informó sobre la gama de actividades que hay en Quillota”.

 

Consultada respecto a que significaba el alta para los nueve usuarios y usuarias que participaron en esta primera ceremonia de egreso, Pamela Solís explicó que “ellos cumplieron sus objetivos terapéuticos, lograron el máximo de independencia a partir de la discapacidad o diagnóstico que presentaban. Cumplieron los objetivos propuestos por nosotras y ellos mismos, que estaban en el Plan de Tratamiento Consensuado, y ahora están en la etapa de Inclusión Social, que es lo que debemos potenciar”. En este sentido, agregó que el grupo una vez que terminó el taller de rehabilitación ingresó a uno Sociocupacional, a cargo de la terapeuta ocupacional Pamela Seguel, quien los ayudó a reflexionar respecto a cuáles son sus metas de ahora en adelante, “es una forma de potenciarlos, de empoderarlos en el nuevo rol que ahora ellos tienen, como entes participativos”.

 

Dependiendo de cada caso, los usuarios y usuarias que recibieron el alta estuvieron en terapia de entre seis meses a dos años.

 

CASOS REPRESENTANTIVOS

 

Pamela Solís señaló que hubo importantes casos de rehabilitación, como el caso de una persona que padecía un cáncer prostático, por el cual fue intervenido y presentó una paraparesia, no podía caminar y mantenía una sonda. Tras someterse a terapia en el CCR, pudo volver a caminar y hoy maneja su vehículo sin problemas, pero la profesional añade que fue un largo proceso.

 

Similar experiencia tuvo Carlos Arnoldo Aguiar, quien a los 69 años sufrió un accidente cerebro vascular, pero tras permanecer cerca de dos años en rehabilitación, se recuperó y hoy es uno de los colaboradores del CCR y también de la granja terapéutica Nahuen. “Prácticamente es una segunda vida que tuve, a los 69 años me ocurrió un accidente vascular por trabajólico y abusar de mi salud. El primero que me tendió la mano fue el Doctor Mella, que me internó en la Casa de Acogida donde apenas salí caminando. Luego cuando fui al consultorio Miguel Concha encontré a Pamela Seguel y por ella me integré al centro, donde conocí un nuevo mundo y mi recuperación fue prácticamente total. Estoy eternamente agradecido”.

About the author:

. Follow him on Twitter / Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>